Protocolos sanitarios para realizar oposiciones en tiempos de pandemia

Las oposiciones del grupo C de la Junta de Andalucía comenzaran mañana  sábado y siguen el domingo. Las pruebas, que van a congregar a más de 45.000 personas, suponen un desafío para la administración en un momento en que la pandemia, aunque en bajada, sigue presente y, además, no se ha empezado aún la vacunación masiva. Muy lejos aún de la inmunidad de grupo, la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior ha diseñado un plan para evitar que las pruebas de acceso a la función pública se puedan convertir en un vector de contagio de Covid-19.

Lo primero que tendrán que hacer los opositores es llegar de forma escalonada a los centros de examen. Además, desde la Junta se han asegurado de que no haya muchas personas por aula, de modo que las aglomeraciones sean mínimas. Y eso contando con casi 50.000 personas ha supuesto buscar decenas de aulas por toda la comunidad

Si tradicionalmente las pruebas de acceso a la Junta se hacen en aulas de la universidad, más amplias y con capacidad para decenas de opositores, esta vez se ha optado por clases de institutos. De esta forma se puede concentrar al mínimo número de personas por habitación y reducir así el riesgo de contagio.

Una vez en el centro, la identificación de los opositores se hará en el pasillo, en zonas ventiladas. Según señalan desde la Junta, los aspirantes deberán quitarse la mascarilla antes de entrar en el aula un momento breve, el justo para que el funcionario pueda constatar que son quienes figura en la documentación que lleven.

Una vez en el aula, los aspirantes deberán permanecer con la mascarilla puesta durante toda la duración del examen. Las ventanas del recinto, explican desde la Junta, permanecerán abiertas todo el tiempo para garantizar la ventilación del lugar. Fuente ABC. Sevilla

TE PUEDE INTERESAR:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.