Consejos para planificar el estudio de tus oposiciones

Uno de los errores frecuentes a la hora de estudiar una oposición es contar con una mala o nula planificación de estudio. Organizarse cada semana y cumplir los objetivos del mes es una cuestión fundamental para aprobar tu oposición. A continuación desde appf.es indican consejos útiles a seguir para una planificación perfecta.

Haz un inventario de todo el temario

El primer paso es apuntar todo el temario a estudiar: módulos, temas, subtemas y ejercicios prácticos. A continuación lo más recomendable sería hacer una estimación realista del tiempo que te va a llevar estudiarte cada tema. Si sabes la fecha del examen, ya sea exacta o aproximativa, esa va a ser tu fecha de referencia para administrar tu tiempo, si no es el caso te recomendamos que tú mismo establezcas una fecha límite para no desmotivarte y ver los resultados obtenidos una vez cumplida dicha fecha.

Tengo organizado tu temario base y ayúdate de apuntes complementarios como los que tienes en www.oposicionesyempleo.com o participa en foros de opositores para intercambiar tus apuntes o tus experiencias de estudios

 

Métodos de planificación de tiempo

A continuación tienes que planificarte las horas de estudio que vas a destinar al día y las horas para ti mismo/a. Para ello hay infinidad de recursos y herramientas, desde agendas, post its, planificadores hasta calendarios como Outlook, iCal o Google Calendar. o bien busca técnicas de estudios en internet . Te ofrecimos aquí manuales al mejor precio¡

Un método muy común es la técnica Pomodoro. Pomodoro significa ‘tomate’ en italiano y es una técnica para administrar tu tiempo de forma eficaz. Se utiliza un reloj que administra el tiempo en intervalos de 25 minutos destinados a una actividad productiva y 5 minutos de descanso. Este método se basa en que las pausas frecuentes mejoran la agilidad de tu mente-

Consiste en cinco pasos:

  1. Decide qué tarea vas a realizar.
  2. Fija el pomodoro (cronómetro) a 25 minutos.
  3. Céntrate en dicha tarea de manera intensiva hasta que el pomodoro suene y anotar una X.
  4. Tomate un breve descanso de 5 minutos.
  5. Cada cuatro pomodoros tomate una pausa más larga de 30 minutos.
  6.  

Si no eres partidario de hacer pausas cada 25 minutos te recomendamos que hagas intervalos de una hora y media de estudio y quince de descanso.

Cómo planificar tu semana

Planificar la semana es fundamental.  Se recomienda que, una vez estimado el tiempo que conlleva estudiar cada tema, lo apliques a tu horario semanal. Teniendo en cuenta si trabajas o no, tendrás que dedicar al día más o menos horas.

Imaginemos que vas a tema por día:

Lunes: Empezamos por un tema y lo vemos a fondo: leer, subrayar, esquema, estudiar y o repaso. A última hora podemos aprovechar para hacer ejercicios prácticos o leer alguna lectura relacionada. No te agobies si en un día no te da tiempo a todo, puedes continuar al día siguiente.

Martes a viernes: Seguimos el mismo horario que el lunes.

Sábado: Hacemos un repaso de los temas vistos, ya sea mediante lecturas, ejercicios prácticos o esquemas. Si algún día de la semana no te diera tiempo a acabar un tema, aprovecharemos este día para acabarlo.

Domingo: Día de descanso. Descansar y desconectar es fundamental para no agobiarnos ni desmotivarnos.

Es recomendable hacer un repaso de todo lo visto con anterioridad cada dos semanas así como simulacros una vez al mes.

Existen planificadores semanales que nos ayudan a organizar nuestra semana como los planificadores descargables.

Bullet Journal

¿Qué es un ‘bullet journal’? es un método de gran utilidad para preparar oposiciones pues te permite mejorar tu organización en vistas diarias, semanales, mensuales y anuales.

Un Bullet Journal puede resultar una herramienta muy útil para tener una planificación minuciosa a la hora de preparar una oposición. Lo único que necesitas es un cuaderno y un boli y aunque parezca una tarea laboriosa no se tarda más de 5 minutos en prepararlo. Si quieres también puedes decorarlo con rotuladores de colores y post-its.

Los pasos a seguir son:

  1. Numera las páginas del cuaderno.
  2. Índice: Una tabla de contenidos donde apuntas en qué página tienes cada sección.
  3. Registro anual: Es un calendario anual en el que a simple vista veremos nuestros objetivos para este año, cumpleaños, eventos, viajes, etc. No hace falta que lo completes con todo detalle al momento, hazlo conforme te vayan surgiendo.
  4. Registro mensual: En una página apuntamos el mes y los días para ver qué tareas tenemos para ese mes.
  5. Registro diario: (o una agenda de toda la vida). Aquí puedes dedicar una página por dos días o como tú prefieras organizarlo. En cada día tienes que poner las tareas y objetivos  a realizar. Es otra alternativa a los planificadores semanales que hemos mencionado con anterioridad.

Uno de los puntos claves del Bullet Journal es que puedes utilizar símbolos para diferenciar tus anotaciones, los más útiles para estudiar son:

  •  Utiliza una “x” para marcar los objetivos y tareas que ya has logrado.
  • “>” para tareas que no te ha dado tiempo a acabar y que pospones para otro día.
  • Un guión para las notas.
  • Un punto para las tareas.
  • “*”  indica prioridad.
  • Un ojo para aquello que tenemos que buscar o investigar

Es recomendable que incluyas un apartado en el que escribas el significado de cada símbolo.

No hace falta que lo sigas al pie de la letra, puedes elegir y quedarte con los calendarios que más útiles te sean.

Para finalizar es importante  que te propongas tres o cuatro tareas y las ordenes por prioridad, así evitarás agobiarte por intentar cumplir listas sin fin. 

TE PODRÍA INTERESAR 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.